Seguramente te ha pasado que has visto un provocador plato de comida en la entrada de un restaurante y casi de manera inconsciente te llevo a almorzar en ese lugar. Como seguramente alguna otra vez te ha pasado que viste ese traje de gala que tan bien le quedaba al modelo de la revista y zas! tarjeta pasada en el centro comercial con traje nuevo en la bolsa.

Es así como el poder de la fotografía te vendió y nos vende a todos, día tras día, esos productos y servicios que alguna vez casi sin imaginarlo ya los tenemos
con nosotros.

No se exactamente que tipo de negocio manejarás pero lo quiero dejarte bien en claro, es que todo entra por los ojos; y eso, me imagino lo habrás escuchado miles de veces. La Fotografía como medio publicitario es sumamente importante, permite a tu prospecto imaginar, comparar, provocarse y lo más importante, tomar acción de compra.

Ahora, ¿Estás trabajando esto en tu negocio? Mira alrededor de tu empresa y analiza cómo estás cautivando a tus clientes, analiza qué fotografías están mirando de tu producto o servicio y pregúntate….

¿Son provocativas?

¿Transmiten algún sentimiento?

¿Son nítidas y de calidad?

¿Están nuevas o desgastadas?

¿Son foto propia, o bajadas de internet?

Una buena foto puede generarte más ventas y lo mejor es que tu competencia casi nunca lo sabe, o no le toma la debida importancia. Tu puedes tomar ventaja de eso y enamorar a tus futuros clientes.

Menú